domingo, 17 de julio de 2016

Etica, caso practico

La calidad de un producto no solo es cuestion de orgullo profesional, sino un grave problema etico en algunas ocasiones, como sucedio con el DC-10, un Ingeniero detecto un fallo catastrofico en el diseño, notifico debidamente a sus jefes, fue ignorado, volvio a insistir con mas fuerza, y fue despedido; el avion entro en servicio en varias compañias, pero lo que señalaban las ecuaciones y la experiencia, sucedio, el 12 de Junio de 1972, un DC-10 sufrio la falla advertida, a altura de crucero, sobrevino una descompresion catastrofica, el avion se salvo por poco; pero no se hizo casi nada, dos años despues el 3 de Marzo de 1974, se volvio a presentar el problema, en un avion de Turkish Airlines, pero esta vez, 346 personas murieron.

Esta serie de eventos crearon un grave dilema moral, ¿se debe de informar a la opinion publica cuando detectas un grave fallo en tu producto?, la mayoria opinaba que si y esto hasta recibio un nombre en la comunidad "Blow the Whistle" (sonar el silbato, o en mexicano, sonar la alarma).

Los mecanismos para hacerlo son diferentes, el primero y mas obvio es informar a tus jefes sobre el fallo, de forma cortes y sin sombrerazos, el problema es que si en la administracion no hay gente capacitada sino solo burros que buscan incrementar las ganancias a cualquier costa, es muy probable que no te hagan caso, lo cual sucedio en McDonell Douglas, los constructores del DC-10.

Lo siguiente es hacer un informa mas enfatico, señalando que es una falla que puede provocar muertes, si de todas formas es ignorado, es el momento de plantearse el informar a las autoridades civiles, en este caso la FAA, pero esto implica un riesgo automatico, ser despedido de su puesto, como efectivamente lo fue el que aviso; de hecho avisar a las autoridades usualmente es una perdida de tiempo, y no puede hacerse anonimamente porque estas reciben muchos avisos y han decidido que los anonimos no son creibles.

En un pais civilizado, es mejor ponerse en contacto con un periodista serio, preparar una version entendible del problema tecnico y avisarle que puede suceder una desgracia por esta falla, lo peor, esperar a que suceda, de esta forma se obligara a los fabricantes a hacer las modificaciones necesarias, ya que era un fallo conocido, y hasta cierto punto, se mantiene protegido el empĺeo del que avisa.

Pero lo mejor seria que no se tuviese que llegar a este punto, la Administracion de una empresa debe de estar en manos de gente que conozca a fondo la empresa, no de administradores, que no saben nada del producto, quienes toman las decisiones deben de hacerlo en base a conocimientos solidos, no en base a un titulo de administracion de Harvard, la Administracion siempre debe de estar al servicio de la Empresa, no al reves.

Como conclusion, todo este enredo de burros termino mal para todos, primero los muertos innecesarios, el ingeniero despedido, la mala fama del avion hizo que nadie lo comprara, lo que acarreo que la compañia quebrara, entre malas decisiones, errores administrativos (los unicos que pueden quebrar una compañia en un año) y multitud de demandas de los familiares de las victimas, mas aun cuando el memorandum de que la compañia sabia lo que fallaba fue dado a conocer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario